¿Los concejales deben cobrar? | Print |

Hasta el año ‘73 los concejales no cobraban, ninguno. Ese fatídico año valiéndose de interpretaciones anodinas, digo anodinas porque la Constitución provincial del ’34 establecía que la función de concejal era carga pública, comienzan a cobrar. Radicales, socialistas, vecinalistas y conservadores no, pero los compañeros peronistas entendiendo que la caridad empieza por casa comenzaron a cobrar todos; todos salvo rarísimas excepciones. Como el mal ejemplo hace escuela rápido, hoy los concejales cobran dietas escandalosas en todas partes. Radicales, socialistas, vecinalistas, conservadores, y por supuesto los compañeros también.
Debo reconocer que me indigna que los concejales cobren por desempeñar un trabajo que les insume poquísimo tiempo, y para peor argumentando que ellos están al servicio del pueblo. Al servicio del pueblo están los Bomberos Voluntarios, y los 300.000 voluntarios que existen en el país que donan su tiempo sin hacer tanta alharaca y sin cobrar un peso.
Lo de los concejales es una vergüenza. Dicen que si no fuera así solo podrían dedicarse a la política los ricos. Para ser concejal no se necesita ser rico, lo que se necesita es tener una real vocación de servido como la tienen los bomberos, ¿o acaso los bomberos son todos ricos? Los padres que integran las cooperadoras de las escuelas a las que asisten sus hijos tampoco son necesariamente ricos, como no lo son aquellos que integran las comisiones directivas de clubes de barrio, etc., etc.
Repito: lo de los concejales es una vergüenza, un escándalo. En la mayoría de los pueblos de la Provincia para ir al Concejo hay que caminar a lo sumo 7 cuadras, en aquellas poquísimas ciudades de más de 100.000 habitantes a lo sumo habrá que tomar un colectivo. La carga horaria que insume la función de concejal en ningún caso supera los 30 minutos diarios; son dos sesiones al mes que en ningún caso insumen más de tres horas, y algunas reuniones de comisión que nunca se extienden más allá de las dos horas, y que jamás son más de dos por semanas, con semanas en las que no hay ninguna; como si esto fuera poco el Consejo entra en receso desde principio de diciembre hasta fines de marzo. Período en el cual solo hay reuniones extraordinarias, que son muy esporádicas, y prácticamente no hay reuniones de comisión. Por este duro trabajo los concejales de La Madrid se meten en el bolsillo $2700 por mes. Los de otras ciudades como Olavarría o Coronel Suarez mucho más.
¡Hay que ver la pobreza intelectual de los concejos! La falta de ideas, la estreches de miras, la paupérrima preparación intelectual de muchos de ellos, de la mayoría desgraciadamente. En La Madrid hay concejales que no tienen titulo que los habilite para desempeñarse como docentes, sin embargo ganan casi el doble de un maestro/a.
Para ser concejal se necesita poco tiempo, de hecho ningún concejal deja su trabajo para desempeñarse como tal, por otro lado la ley no impone ninguna incompatibilidad laboral. Otra cosa es si lo que pretendo es transformarme en un gestor de favores para terceros y para mí mismo. Eso es otra cosa, y desgraciadamente de eso hay mucho sobre todo en los distritos del conurbano. Un gestor, un lobysta que gestiona favores y privilegios para amigos y para sí: esto es un concejal hoy día. Ser concejal en el Gran Buenos Aires y en el Gran La Plata es un gran negocio, como mínimo te permite vivir bien sin tener que trabajar ocho, diez, o doce horas, como el resto de los vecinos. Tampoco tienes que andar viajando dos o tres horas en tren y en colectivo para llegar a tu trabajo. Y como si todo esto fuera poco, luego de una “larga y sacrificada” vida dedicada a la política se jubilan con un ingreso que triplica el del resto de los vecinos.
Otra cosa era hace 60 años. En esa época los políticos se fundían haciendo política. Muchos de ellos luego de una vida al servicio del país terminaban pobres y viviendo de la caridad pública, de amigos que aportaban todos los meses para sostenerlos. A Castillo los amigos tuvieron que pagarle el entierro, Elpidio Gonzales termino viviendo en el Hotel de los Inmigrantes. ¡O casualidad en esa época la Argentina ocupaba el séptimo lugar en el mundo! Solo nosotros producíamos la mitad de lo que producida toda América Latina junta, nuestro Producto Bruto Interno era el doble del de Brasil. Que cada uno saque sus conclusiones.
Federico Ramón Imaz

 

Historiador Alfredo Chiste

Stop
Play

Otras Voces

Stop
Play
  • Las reformas monetarias de Julio A. Roca Por Ricardo López Murphy. LA NACION Se cumple este año el centenario del fallecimiento de quien fue presidente de la Nación en dos oportunidades, el general Julio A. Roca. Tambi...

Otras Voces II

Stop
Play
  • Hay que fortalecer la universidad Por Alieto Guadagni | La Nación El siglo XIX fue el siglo de la escuela primaria, el XX el de la secundaria y éste es el siglo de la universidad. En el mundo globalizado, carac...
Banner

CPBA. Informes Económicos

Stop
Play
Banner
Banner
Banner
Banner

Ultimas Noticias

Corte programado de energía
La empresa EDES S.A. comunicó que ma...
Citación de la Oficina de Regularización Dominial
La Oficina de Regularización Dominial...
Trabajos en avenida Uriburu y Barrio 17 de Octubre
La Secretaría de Obras y Servicios P...

Noticias mas leidas

20º Aniversario de la creación de la ATDI en General La Madrid
Compartimos un mensaje del Servicio de A...
El paro afectó a La Madrid
El paro decretado por los gremios opos...
45ª edición de la colecta “Más por menos”
El domingo 14 de septiembre se realiza...

Breves Deportivas

Básquet: Racing comenzó bien el torneo de Maxi Liga
En el partido jugado en el gimnasio ...
Racing le ganó a Barracas, que quedó afuera del torneo
En el barrio Chino lamatritense, Barra...
Comenzó el torneo de divisiones formativas
El sábado se disputó la primera fech...
Tenis: Mili y Gino se presentan en Pilar
Milagros Jaime y Gino Romano estarán ...
57 usuarios online