Domingo 17 de noviembre de 2019
|
|
|
La hora de los peritos, más allá de las posturas ideológicas
22 de octubre de 2017

Aunque persistan distintas visiones políticas, los forenses se encaminan a cerrar el caso.
Cuando los cuerpos hablan, la muerte cambia. La clave está en quiénes escuchan a esos cuerpos.Los grandes casos que conmovieron a la Argentina siempre terminaron en la tierra de los peritos. Los que consiguieron respuesta y los que aún esperan. ¿Es común que un mismo cuerpo les "cuente" cosas diferentes a distintos peritos? Claro que sí. La ciencia forense no se basa en postulados extremos sino en una rica e inabarcable gama de grises.

Difícil de digerir en el país del blanco y negro.
María Soledad Morales había muerto por una fractura en la mandíbula provocada por una piedra enorme. Pero luego murió por una sobredosis de cocaína tras ser violada durante una fiesta de los hijos del poder en la Catamarca de 1990. Otra muerte para un mismo cuerpo.
El soldado Omar Carrasco había muerto tras una caída mientras huía para escaparse del cuartel de Zapala donde hacía la colimba. Pero finalmente murió por la patada de un borceguí que le rompió una costilla durante una paliza que recibió de un subteniente y dos soldados. No hubo un conscripto que desertaba sino un ataque feroz de tres contra uno que terminó con el servicio militar obligatorio.
La modelo Alicia Muñiz había muerto tras caerse de un balcónen la casa de verano que alquilaba con Carlos Monzón en las afueras de Mar del Plata. Pero no: cuando cayó ya estaba muerta. Monzón le había dado una trompada y la había ahorcado con sus manos antes de dejarla caer al vacío para simular un accidente.
¿Y Nisman? Primero se orientó toda la investigación hacia un suicidio. Luego apareció un asesino en la escena del crimen. Ahora, el último informe de los peritos de Gendarmería ya habla de dos asesinos en el mismo lugar.
El cuerpo del fiscal reveló más cosas que durante aquella lejana y extraña primera autopsia: ahora se sabe que le pegaron, le fracturaron la nariz y le partieron un diente; que le dieron ketamina para dominarlo y que el arma quedó en una posición, debajo del cuerpo, donde nunca pudo quedar si él mismo se hubiera disparado.
La pistola debió haber rebotado en las paredes a tres bandas para terminar allí, pero las pistolas no son bolas de billar.
Ahora, otro cuerpo de esos que cada tanto interrogan a la Argentina entera está de nuevo en la mesa de autopsias. El juez se ocupó de que no pasara lo mismo que con Nisman, cuando la autopsia se hizo sin peritos de la familia de la víctima y con un video de más de dos horas donde en la mitad del tiempo se corta el audio. Esta vez, hubo 55 expertos -representantes de todas las partes involucradas- registrando cada detalle.
Tras ser identificado primero por sus tatuajes y luego por las huellas dactilares, los peritos concluyeron que el cuerpo de Santiago Maldonado no sufrió agresiones: ni balazos, ni postas de goma, ni cuchilladas, ni pedradas, ni golpes.
Aunque muchas veces se cree lo contrario, la individualización por huellas digitales es un sistema superior al del ADN. Es más sencillo, más rápido y más seguro: 100% contra 99,9 de certeza.
Ayer, antes de que se conocieran los resultados preliminares de la autopsia, había un duelo de peritos en los medios sobre la permanencia del cuerpo en el agua. Los peritos que opinaban fueron docentes o discípulos de los forenses que trabajaban sobre el cadáver de Santiago. En la Argentina, la burbuja forense cabe bajo un microscopio.
Los que defendían la postura de que se trataba de un cuerpo que pudo estar perfectamente 78 días bajo las aguas heladasargumentaban con tanta solvencia como quienes aseguraban que un cadáver en ese estado no pudo tener más de tres semanas sumergido. Y que antes quizá estuvo en otro sitio.
Pero éste no fue un punto de discrepancia entre los peritos que hicieron la autopsia. Sí lo fue la presencia de una tonfa o cachiporra que Maldonado tenía en su mano derecha. Unos peritos dijeron que, por el grado de oxidación, estuvo todo el tiempo junto al cuerpo. Otros, representantes del CELS, que el elemento fue "plantado".
En dos semanas se avanzará con la causa de la muerte, aunque todo indica que Maldonado se ahogó.
Es posible que las discrepancias, el contorno de una nueva grieta, sigan ahora la marca de las posturas políticas e ideológicas más que el camino indubitable que acaban de trazar los forenses.

Fuente  CLARIN
   

Guía Telefónica
Historiador Alfredo Chiste

El día 30 del mes de Noviembre de 2018, se cumplen 10 años de la publicación del primer artículo en mi página de “http://www.historiasdelamadrid.com.ar, en las [...]

Otras Voces

Claudio Zuchovicki
3 de noviembre de 2019

Después de esta semana sabemos al menos cuatro cosas: 1) la Argentina tiene déficit fiscal y todavía no hay voluntarios para [...]

CPBA. Informes Económicos

El Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Provincia de Buenos Aires (CPBA) acaba de publicar su más reciente trabajo, denominado “Contratos y su moneda [...]

Fotos del Rey
La Madrid Golf Club
Bomberos Voluntarios de General La Madrid
GLNet Internet
KnockOut Gym
En Blanco y Negro
Inauguración en el Hall del Club Gral La Madrid, del busto del Gral. LA MADRID.

Fue el 9 de Julio, de 1967, siendo Presidente el Sr. Omar Mariezcurrena, la obra fue realizada por la Sra.. Mary Luz Luna, hija de un antiguo matrimonio de nuestra ciudad, de don Tomás Luna y su Sra. Dominga Mariani.

Padrinos de este acontecimiento fueron: Omar Mariezcurrena, Sra. Elina Abot de Iparraguirre, Dr. Eleodoro Cortazar y Sra. Berta D.de Jouandóni
Rafael Hernández. Desarrollo Web
CERRAR