Martes 26 de enero de 2021
|
|
|
Cristian Jorgensen “Haber estado al lado de él es un privilegio que aún no me explico”
08 de diciembre de 2020
1 de 5

El profesor Cristian Jorgensen formó parte del Cuerpo Técnico que acompañó a Diego Armando Maradona en Gimnasia y Esgrima de La Plata. El profesional lamatritense contó cómo fue su relación con el astro que falleció el pasado 25 de noviembre y lo recordó como una persona muy buena y querible. “Fue durísimo cuando me enteré de su muerte. Fue un golpe para todos”, admitió.   
La relación del PF con el “Diez” comenzó cuando este fue confirmado como Técnico del “Lobo” platense. “Cuando surge la posibilidad de que venga a Gimnasia, me convocan porque conocía al plantel y tenía que trabajar como nexo; yo no lo conocía así que me llevaron a la casa. Nos presentan y yo había ido de verde, me dijo “el pelado es mufa”. Después bromeaba, nos fuimos conociendo en el día a día”, detalló sobre el día que estuvo por primera vez frente a frente.
“Me tocó hacer la logística: los viajes, dónde nos ubicábamos y yo no tenía ejercicio del día a día”, detalló sobre su labor en el Cuerpo Técnico y destacó que “cada vez que llegaba Diego a un lugar se paralizaba todo por lo que significaba para la gente”. 
“El siempre me decía: soy más normal de lo que parezco” pero “con Diego a la gente le pasa algo, tiene la sensación de que había que tocarlo. Al principio fue todo un tema, después empecé a tomar conciencia lo que significaba porque se desbordaba todo a donde iba”, repasa Cristian Jorgensen.
Sobre la primera vez que tuvo un momento a solas con el mejor jugador de fútbol de todos los tiempos repasó que “fue después del partido en el que debutó (N de R contra Racing) estaba contento y dijo que era lo más parecía a Napoli que había visto. Terminó el partido y pidió ir a Estancia Chica porque quería comer y estar tranquilo, ahí aproveché para estar con él, charlar y ganar confianza”.
“Haber estado al lado de él es un privilegio que aún no me explico”, sostiene Cristian y admite que aún le cuesta sobreponerse a su ausencia física. De hecho en varios pasajes de la charla se quiebra al recordarlo.
“Era un tipo desobediente para muchas cosas pero teníamos una relación genial, entonces lo acompañaba. Jamás con Diego pude cumplir las cosas porque te rompía todos los protocolos”, rememora con una sonrisa.
“Yo tuve una amistad con él y me regaló un mate porque era su costumbre. En el partido contra Patronato le regalaron un termo y él me lo dio… fue la última vez que entró a la cancha”, repasa.
“Diego era un hombre muy generoso, si te gustaba algo te lo regalaba y me consta. Ayudó a sus ex compañeros, a los jugadores y el día que me mandó el mate. Con el mate empezábamos a hablar, de lo que era La Madrid y la familia, había días que se despertaba temprano y salíamos a cazar pájaros: hay tres juegos que le gustan: el paintball, los dardos y andar buscando pájaros… no matábamos uno pero era un momento único”, repasa Jorgensen.
“Una cosa era Diego y otra Maradona. Diego es un ser archi generoso, sencillo, humilde… a él le gustaba comer puchero, guiso y sopa. Un día le pregunté qué quería comer, me dijo puchero y a partir de ahí todos los días tomábamos sopa.  Por ahí te llamaba y quería comer langostinos con puré, el preferido era pulpo a la gallega. Era muy sencillo, súper amable, atento. Si entrabas en conversación era difícil que se vaya por las anécdotas, él explicaba a través de una anécdota y él era el actor, el guinista y la anécdota y te embelaza, y eso es lo más importante que le podía dar a un jugador porque lo envolvía en una nube y era difícil que no te conmueva o te motive”, menciona. 
“El me preguntaba sobre lo que podía corregir pero decía que era así, que no hablaba bien él era consciente pero le decía que la herramienta pedagógica que tenía era contar a través de las anécdotas y le faltaba el manejo de algunas cosas. Tenía algo innato, sabía todo y te podía decir cómo pegarle a la pelota pero no sabía cómo explicarlo”, lo describe.              
“El Diego íntimo era muy generoso, yo lo encontraba entre las 10 de la noche y las 2 de la mañana; era Diego en ebullición, un ser muy cálido. Escuchaba a Los Palmeras, fumaba un puro… era sencillo con los jugadores, les hablaba mucho, era querendon, te abrazaba constantemente”, rememora. 
“Maradona grande era intocable. Te apagaba las luces y te generaba quilombos cuando él quería. En un viaje a Mendoza ya el avión era un caos porque estaba él y se paraba el mundo; cuando llegamos a Tunuyan había muchísima gente y no se quería bajar del micro, se levantó y le dijo a la gente “si ustedes no se van, me voy yo”, y se fueron todos. Se hacía el enojado y yo estaba con sarpullido… en ningún lado era anónimo”, sostiene Cristian.   
“Yo como que le reducía el miedo. Soy un explorador, me encanta la adrenalina y le debo haber dado esa tranquilidad de servicio porque me entregué totalmente”, describe sobre la relación que los unió durante más de un año. 
“No sé cuánta gente se habrá imaginado estar al lado de él, yo no me lo propuse pero lo pensé y se me materializó, y es muy fuerte. Fui un privilegiado, aprendí mucho. Estuve al lado de la persona más famosa del planeta… yo me lo llevo en el corazón, me dejó la posibilidad de conocerlo, me hizo sentir muy útil para el y confió en mí cosa que no es fácil”, cierra Cristian Jorgensen.

 


Guía Telefónica
Historiador Alfredo Chiste

El día 30 del mes de Noviembre de 2018, se cumplen 10 años de la publicación del primer artículo en mi página de “http://www.historiasdelamadrid.com.ar, en las [...]

Otras Voces

Entre las 14 palabras que eligió la Real Academia Española para definir el año 2019 sobresale euroescéptico. Se le dice así al europeo que duda del valor de la Unión [...]

CPBA. Informes Económicos

El Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Provincia de Buenos Aires (CPBA) acaba de publicar su más reciente trabajo, denominado “Contratos y su moneda [...]

Fotos del Rey
La Madrid Golf Club
Bomberos Voluntarios de General La Madrid
GLNet Internet
En Blanco y Negro
Inauguración en el Hall del Club Gral La Madrid, del busto del Gral. LA MADRID.

Fue el 9 de Julio, de 1967, siendo Presidente el Sr. Omar Mariezcurrena, la obra fue realizada por la Sra.. Mary Luz Luna, hija de un antiguo matrimonio de nuestra ciudad, de don Tomás Luna y su Sra. Dominga Mariani.

Padrinos de este acontecimiento fueron: Omar Mariezcurrena, Sra. Elina Abot de Iparraguirre, Dr. Eleodoro Cortazar y Sra. Berta D.de Jouandóni
Rafael Hernández. Desarrollo Web
CERRAR