Domingo 13 de octubre de 2019
|
|
|
La Selección de básquet y el país que la emboca
14 de septiembre de 2019

Estos deportistas son argentinos que tienen un equipo, un plan y un acuerdo. No sabemos cómo, pero lo consiguieron.
En el país que la emboca viven apenas una docena de hombres. Trabajan juntos. Cada uno sabe lo que tiene que hacer. Todos lo hacen. Si las cosas no salen, es lo que acordaron entre todos. Si salen, es lo que acordaron entre todos.
Así no hay reproches individuales en la derrota y sí satisfacción colectiva en la victoria. También hay azar, talento individual y estados de ánimo, pero por encima de todo eso hay un equipo, un plan, un acuerdo.
Parece fácil.
En ese país las derrotas son una enseñanza y las victorias, otra. Enseñan cosas diferentes. En una se aprende a revisar, corregir, reperfilar, diríamos en el otro país, no el de los saltos bajo el tablero sino el de los sobresaltos bajo las tablas de cotización del dólar.
En la enseñanza del triunfo se celebra lo justo y necesario. No se festeja poco sino breve. Mucha, tremenda alegría a borbotones, y luego calma. Como la espuma del champán.
Si la derrota no es derrotismo, el triunfo no es triunfalismo.
Parece fácil.
Meterse en la dimensión épica del deporte siempre es una tentación, pero lo distinto con esta Selección de básquet son los modos.
Y entonces Ginóbili no es una estatua que da consejos desde un altar ecuestre señalando al horizonte la dirección del Paraíso para que vayamos los demás, sino un pibe de Bahía Blanca que cruza el mundo para ir a abrazar a sus amigos que este domingo juegan una final soñada.
Cuando se abraza con Luis Scola -39 años, tan tranquilo en la euforia de la victoria que parece recién levantado de la siesta- los mira en la tele un chico que después de clase se queda tirando al aro oxidado y sin red de un tablero despintado en cualquiera de esas canchas de baldosas flojas que aparecen por cualquier rincón de la Argentina.
Mientras nos preguntamos una y otra vez por qué el país que alumbra a ese manojo de deportistas sensatos no consigue replicar su sencillo método de trabajo en equipo sin la tragedia de la estridencia permanente, aparece en la tele el director técnico, Sergio Hernández.
-Feliz Día del Maestro-, lo saluda un periodista eufórico.
-No seamos irrespetuosos con los maestros, por el amor de Dios-, lo frena él. Sonríe con timidez verosímil.
Habla de la alegría:

Guía Telefónica
Historiador Alfredo Chiste

El día 30 del mes de Noviembre de 2018, se cumplen 10 años de la publicación del primer artículo en mi página de “http://www.historiasdelamadrid.com.ar, en las [...]

Otras Voces

Estos deportistas son argentinos que tienen un equipo, un plan y un acuerdo. No sabemos cómo, pero lo consiguieron.
En el país que la emboca viven apenas una docena de [...]

CPBA. Informes Económicos

El Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Provincia de Buenos Aires (CPBA) acaba de publicar su más reciente trabajo, denominado “Contratos y su moneda [...]

Fotos del Rey
La Madrid Golf Club
Bomberos Voluntarios de General La Madrid
GLNet Internet
KnockOut Gym
En Blanco y Negro
Inauguración en el Hall del Club Gral La Madrid, del busto del Gral. LA MADRID.

Fue el 9 de Julio, de 1967, siendo Presidente el Sr. Omar Mariezcurrena, la obra fue realizada por la Sra.. Mary Luz Luna, hija de un antiguo matrimonio de nuestra ciudad, de don Tomás Luna y su Sra. Dominga Mariani.

Padrinos de este acontecimiento fueron: Omar Mariezcurrena, Sra. Elina Abot de Iparraguirre, Dr. Eleodoro Cortazar y Sra. Berta D.de Jouandóni
Rafael Hernández. Desarrollo Web
CERRAR