Jueves 20 de junio de 2019
|
|
|
“La Virgen abortista” con ojos italianos
22 de mayo de 2019
1 de 2

La censura y posterior desaparición de la obra de la lamatritense Silvia Lucero llegó a los medios internacionales. El diario italiano “Il Manifesto” realizó una extensa nota en la que inclusive pudo hablar con la artista.
El Manifiesto, según su traducción al castellano data de 1969, pertenece a una cooperativa de periodistas y se presenta como Periódico Comunista “Il Manifesto”   

En Argentina, la «virgen abortista» también está desaparecida

Mientras que las mujeres argentinas aún reclaman una ley que protege el derecho a abortar el embarazo, la (obra) "María Feminista" de Silvia Lucero desaparece de la exposición que la hospedó en las instalaciones de la antigua ESMA. 
Un arcángel aparece ante la joven María. Estamos en Nazaret, tierra del actual estado de Israel. Él le dice a ella que no tenga miedo, que fue elegida para llevar al hijo de Dios en su regazo, y ella, escéptica, asegura que es virgen. Pero el arcángel, un cierto Gabriel, le responde sin ofrecerle otros detalles de que el Espíritu Santo descenderá sobre ella, que «el poder del Altísimo» la «cubrirá con su sombra». Así, en una frase, María es informada de su futura maternidad. Y aceptar con abnegación.
Pero ¿y si hubiera decidido abortar al hijo de Dios? ¿Cómo decir no al deseo divino? Silvia Lucero intentó imaginárselo, la artista argentina que desde el lado sur del mundo se preguntaba "¿qué haría una mujer hoy antes de una Anunciación?" Su respuesta es: "Hoy sería feminista". Pero Dios no la perdonaría: María debería desaparecer. Y esto es lo que le sucedió a la «Aborcionista Virgen», su obra más polémica.
Silvia Lucero esconde su pecado detrás del seudónimo "Coolpa", que juega con el culpa español, pero el eco de su trabajo, que ella bautizó como "María Feminista", la obligó a salir a la luz. Una virgen con un pañuelo verde alrededor del cuello puede parecer inofensiva, pero en estas latitudes la hoja verde se reconoce inmediatamente como un símbolo de la "Campaña nacional por el derecho al aborto legal, segura y gratuita".
El derecho al aborto en la Argentina aún no es ley. Lucero habla en voz baja y sin prisas. Pero su obra blasfema grita. Popularmente conocida como Virgen Abortera (Virgo Abortista) tras la difusión obtenida durante el 33º Encuentro Nacional de Mujeres, en 2018, ingresó este año a la exposición «Para todes, tode», en el Centro Cultural de la Memoria (CCM) Haroldo Conti. El edificio está ubicado en la antigua ESMA, la escuela de la Armada que durante la última dictadura (1976-1983) se convirtió en uno de los 750 centros secretos de detención en el país, en los que se estima que pasaron unos 5.000 internos y desaparecidos. En este lugar la historia se repitió como una farsa. La exposición fue promovida por los trabajadores de CCM, que habían sido movilizados durante algún tiempo para denunciar los recortes de fondos por parte del gobierno de Macri.
En vista de posibles ataques, el trabajo se mostró inicialmente dentro de la librería CCM, donde, mientras dependía de la supervisión de los trabajadores, según Lucero "no se notó que era parte de la exposición". El 9 de marzo, el día de la inauguración, frente a unas 200 personas, intervinieron representantes de la escena académica y cultural argentina, sobre todo la antropóloga Rita Segato, un grupo pro-vida se acercó a la biblioteca para anunciar acciones contra el virgen. Concluyendo con una amenaza no demasiado velada: "Somos los más pacíficos".

Al día siguiente, la Secretaría de Derechos Humanos, de la cual depende el Conti, publicó un mensaje en Twitter: "Nos sorprendió nuestra buena fe" con un "programa que contiene elementos ofensivos que no se habían comunicado anteriormente. En ese caso nos habríamos opuesto a esta exposición".
Las amenazas anónimas a los trabajadores en ese punto han aumentado y, dice Lucero, "el Director del Conti, Alex Kurland, y su adjunto, Eduardo Feller, les han pedido que retiren el trabajo. Aunque no me llamaron". 
La curadora de la exposición, Kekena Corvalán, había reunido a más de 100 artistas y artistas del país para problematizar el tema de mujeres, lesbianas, trans, travestis y géneros no binarios. Mientras tanto, los trabajadores reunidos en la asamblea habían decidido trasladar a la Virgen a la sala principal. La tensión creció.
"Los abogados católicos han presentado una apelación a la Justicia, que en abril ordenó la censura parcial de la obra: tuvo que ser transferida a una sala cerrada, no a la vista de todos". El secretario de derechos humanos, Claudio Avruj, se alineó con los movimientos en contra de los derechos: "A través de una carta-documento, le ordenaron a Kekena que ejecutara la orden, pero ella se negó a sí misma y a la gerencia de CCM, sin notificarle nada".
Han eliminado cualquier referencia a su nombre. Usaron cuerpos estatales como si estuvieran interviniendo en una tienda de barrio".
El viernes 26 de abril Lucero y el Centro de Estudios Jurídicos y Sociales (CELS) se declararon "parte lesionada" ante el juez. A la mañana siguiente la Virgen se había ido: desapareció. Voces no oficiales del gobierno han dicho a los medios de comunicación que "se había dejado de lado", pero ni el artista ni el curador ni los trabajadores fueron notificados de la incautación de la obra.
La Virgen formó parte de la serie Subversiones. El cambio simbólico de la noción de ícono religioso a un ícono popular, una apropiación más cercana al fetiche y a la superstición que a la institución eclesiástica.
El recuerdo es inmediato para el artista argentino León Ferrari, quien recurrió a las figuras de los santos para que fueran ellos mismos una voz crítica hacia la iglesia católica. Ferrari, ganador del León de Oro en la Bienal de Venecia y cuyas obras se han exhibido en el MoMA y en la Reina Sofía, también fue víctima de la censura: en 2004, militantes ultra-católicos se enfrentaron a una exhibición propia, una el juez dictaminó el cierre de la exposición, pero el centro cultural apeló y la exposición permaneció abierta. "En mi caso sucedió lo contrario, apoyaron la censura", cuenta Lucero.
"¿Tenías miedo?", Pregunta un extraño. "Al principio, sí, pero luego te acostumbras a ello", responde Silvia, antes de saber que la pregunta proviene de la sobrina de León Ferrari, que vino aquí para ver las réplicas de las estatuillas de la desaparecida virgen abortista.

Fuente: www.ilmanifesto.it/in-argentina-anche-la-vergine-abortista-e-desaparecida

Guía Telefónica
Historiador Alfredo Chiste

El día 30 del mes de Noviembre de 2018, se cumplen 10 años de la publicación del primer artículo en mi página de “http://www.historiasdelamadrid.com.ar, en las [...]

Otras Voces

Por Alieto Aldo Guadagni ex secretario de Energía. Miembro de la Academia Nacional de Educación. Clarin.com

Un buen sistema escolar debe asegurar altos niveles de conocimientos [...]

CPBA. Informes Económicos

El Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Provincia de Buenos Aires (CPBA) acaba de publicar su más reciente trabajo, denominado “Contratos y su moneda [...]

Fotos del Rey
La Madrid Golf Club
Bomberos Voluntarios de General La Madrid
GLNet Internet
KnockOut Gym
En Blanco y Negro
Inauguración en el Hall del Club Gral La Madrid, del busto del Gral. LA MADRID.

Fue el 9 de Julio, de 1967, siendo Presidente el Sr. Omar Mariezcurrena, la obra fue realizada por la Sra.. Mary Luz Luna, hija de un antiguo matrimonio de nuestra ciudad, de don Tomás Luna y su Sra. Dominga Mariani.

Padrinos de este acontecimiento fueron: Omar Mariezcurrena, Sra. Elina Abot de Iparraguirre, Dr. Eleodoro Cortazar y Sra. Berta D.de Jouandóni
Rafael Hernández. Desarrollo Web
CERRAR