Jueves 23 de mayo de 2019
|
|
|
El discurso de inicio de las sesiones en el HCD de Martín Randazzo
12 de marzo de 2019

El pasado jueves se llevó a cabo la apertura de sesiones ordinarias en el Honorable Concejo Deliberante de General La Madrid. Además de la conformación de las Comisiones internas y la definición de los días y horarios de las reuniones en lo que resta del año, los ediles escucharon el discurso del intendente Martín Randazzo.
El mandatario leyó gran parte de las 18 páginas que tuvo su mensaje aunque a la vez hizo algunas acotaciones específicas, al margen del relato.
El jefe comunal hizo un fuerte llamado a la unidad de la comunidad, repasó los ejes de su gobierno y habló de las obras que se proyectan concluir a lo largo de este 2019, que estará marcado por las elecciones generales
¿Randazzo irá por un nuevo mandato? Lo cierto es que el intendente no adelantó su postura. En algunos pasajes fue aplaudido por los ediles -especialmente los del oficialismo; la oposición sólo se sumó en pleno cuando hizo referencia a la inversión en educación- que luego, en la generalidad, se mostraron conformes con el mensaje.

Las palabras:
 
Buenas tardes a todos, es muy grato para mí estar nuevamente en este lugar, dirigiéndome a ustedes, llegando también a los vecinos  a través de los medios de comunicación.
Quiero agradecer especialmente a este cuerpo deliberativo que desde el inicio de la gestión ha actuado de manera responsable, con compromiso, atentos a defender los asuntos, las inquietudes y los problemas de la comunidad.
Al bloque PJ/ Frente Para la Victoria /Unidad Ciudadana que con su permanente actitud de diálogo muestra a todos el verdadero camino que debe transitar la relación entre poderes para ir hacia un futuro mejor. Somos testigos de una relación sana, que evita caer en pujas vanas, en fundamentalismos políticos e ideológicos, esos que –como vemos a diario- tan mal nos hace a los argentinos.
Al bloque Cambiemos por lo mismo de siempre: Es realmente reconfortante para quienes trabajamos en el Ejecutivo contar con el acompañamiento de ustedes, poniendo sobre la mesa las disidencias, nuevos puntos de vista, expresando en cada intervención las ganas de hacer –con su aporte- un La Madrid cada vez mejor.
Haber logrado aprobar el 95 % de las leyes de este Concejo por unanimidad es una clara muestra de que los lamadritenses vamos por el buen camino. Que quienes trabajan en este recinto lo hacen pensando en sus vecinos. Señores, hoy más que nunca es necesario rescatar la importancia gravitacional del diálogo en la construcción de cualquier comunidad. No solo en la de los lamadritenses. Vaya este mensaje para aquellos que discuten y se enredan en la puja de intereses políticos partidarios de nuestro país perdiendo de vista a los ciudadanos.
Desde el inicio hemos trabajando poniendo como norte tres ejes de gestión: Servicios Públicos, Desarrollo Comunitario y Participación.
Aún con errores, desaciertos, esos ejes están impregnados de un formato, de un estilo de juego: intentamos buscar siempre el desarrollo de La Madrid a través del diálogo, de la honestidad, del trabajo, de sobreponer los intereses de la comunidad a los individuales. El vecino por encima de los intereses partidarios.
Quienes trabajamos en la administración municipal somos plenamente consientes de la responsabilidad que eso significa. Los ciudadanos quieren que demos lo mejor… esperan que transformemos su realidad, que construyamos un futuro mejor, con más oportunidades.
En ese camino y sobre esa demanda es que trabajamos todos los días, buscando generar nuevas herramientas que nos permitan brindar los Servicios Públicos que todos queremos.
La enumeración detallada de las acciones que todos los días realizamos para lograr ese fin sería enorme y ocuparía un tiempo que prefiero utilizar de otro modo. Quisiera describir con algunos pocos ejemplos qué significa y hacia dónde vamos en materia de Servicios Públicos:
Entendemos por Servicios Públicos el trabajo que el estado municipal realiza en forma sistemática, a veces casi invisible, y de diversas maneras para los vecinos en el día a día. En otras palabras, es el estado municipal en la vida del vecino desde que abre las puertas de su casa a la mañana  hasta que regresa a la noche con su familia a descansar.
En Desarrollo Humano, desde el inicio de la gestión trabajamos todos los días atendiendo las necesidades de los sectores más postergados, generando herramientas y oportunidades de acceso y búsqueda laboral, poniendo en funcionamiento programas de inclusión para jóvenes, abuelos y personas con discapacidad. Acompañando con sensibilidad a mamás y niños en estado de vulnerabilidad. Empoderando a los más necesitados, buscando transformar su realidad. No solo su realidad inmediata. Poniendo a su disposición herramientas para que transiten el camino hacia la inclusión social y laboral. Buscando no solo ayudar, sino acompañar el proceso. Trabajando para transformar la asistencia en fortalecimiento individual. Pues bien sabemos que la asistencia apaga incendios, pero el fortalecimiento de la persona, la capacitación, construye puentes hacia su desarrollo. Claro está que no es una búsqueda fácil. Mucho más simple es el asistencialismo. Dar dinero, un colchón, una canasta de comida; vuelta de hoja y a otro asunto. Esa persona queda atrapada en el mismo lugar donde la tomamos. Pero la respuesta es corta y no impacta más allá de la problemática coyuntural. Por eso es que trabajamos pensando en la independización y la proyección de la persona. Buscamos salir de cualquier expresión enmascarada de esa práctica tan triste y largamente utilizada: el clientelismo. Esa búsqueda es también un camino hacia la dignidad.
El CIC (Centro Integrador Comunitario) es un espacio en el cual todos los días realizamos numerosas actividades recreativas y educativas. Desde julio de 2017 el lugar es utilizado por niños, jóvenes y mamás como lugar de encuentro, contención y esparcimiento.  Allí se dan talleres de arte y cocina, y se realizan diversas actividades deportivas. Tiempo atrás comenzó a desarrollarse una huerta comunitaria. A partir de allí, mamás y  niños elaboran en los talleres de cocina lo que producen con sus propias manos. El CIC a su vez cumple otras funciones sociales y del área de la salud. En el lugar opera un consultorio odontológico que brinda atención a vecinos de ese y otros barrios de la ciudad.
Pero no solo Desarrollo Humano, les aseguro que todas las áreas trabajan todos los días para brindar Servicios Públicos de calidad:
Un ejemplo de esto es el trabajo que realiza el área de Transporte, trasladando en camiones y combis diariamente y en forma gratuita a más de 150 alumnos de la escuela Técnica, escuela  Nº 9 y jardín Nº 901.
En materia de salud, la prestación de servicios que brinda el municipio se consolida día a día con mejores instalaciones, más tecnología y una cada vez mejor atención profesional y humana.
La calidad de nuestros trabajadores y el compromiso que este y otros gobiernos anteriores han puesto en el sistema de salud hacen que podamos sentirnos orgullosos de lo que tenemos. Aún así seguimos trabajando en inversiones permanentes para mejorar el servicio, como la remodelación del quirófano o el área de esterilizaciones, entre otros.
El año pasado firmamos un importante convenio con el Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) mediante el cual. En ese acuerdo, el organismo provincial puso en funcionamiento en nuestra localidad un sistema que apunta a fortalecer la asistencia en emergencias médicas locales. El acuerdo contempló, además de la entrega de una ambulancia de alta complejidad -con especialización en traumatismos-, capacitación a personal del área de emergencias.
Servicios Públicos es pensar y actuar desde nuestro balneario. De manera sistemática, desde el inicio de gestión hemos venido trabajando en ese lugar. En 2016, a pocos días de asumir, nos pusimos como meta algo tan simple pero importante como que los vecinos vuelvan al balneario. Fue un trabajo duro y sostenido. Pusimos una cuadrilla en forma permanente en el lugar y le dimos contenido al verano con juegos y entretenimientos. En estos tres años trabajamos en brindar un mejor servicio: invertimos en electricidad, seguridad, baños y la limpieza. Este año con el sistema de mejoramiento del agua logramos aquel primer objetivo. Los lamadritenses volvieron al balneario. Tuvimos record históricos de visitantes. Durante esta temporada los vecinos vieron cómo la estructura municipal se puso en funcionamiento en busca de ese objetivo, actuando como anfitrión y dando lo mejor de si para hacer de este el mejor lugar para pasar el verano.
Servicios Públicos es trabajar en la limpieza y en el mantenimiento de los espacios verdes de la ciudad. Desde la gestión, apostamos desde el primer día a elevar la prestación de ese servicio. Así, ordenamos y fortalecimos el área con recursos, herramientas y gestión.
Las más de 130 cuadras de asfalto nuevas representaron un  nuevo desafío en la limpieza de la ciudad. Por ese motivo compramos una moderna barredora y así materializamos una respuesta efectiva a lo que necesita la ciudad. Es verdad que todavía nos falta. Aún hay sectores de la ciudad en las cuales el servicio de limpieza no es el que espera el vecino. Somos consientes de ello, por eso vamos a seguir trabajando para llegar a esos lugares donde hoy no brindamos el servicio como queremos.
Durante el año pasado iniciamos una campaña de mantenimiento de espacios verdes, veredas y terrenos baldíos. Esa campaña, al igual que la campaña de seguridad vial contempla sanciones para los infractores. Vale aquí un mensaje en este sentido. Nuestra intención no es cobrar multas y generar recursos con estas penalidades. El espíritu es que podamos convivir y actuar de manera responsable. Si conducimos a velocidades indebidas o  no respetamos las otras reglas de tránsito, estamos exponiéndonos a situaciones que ponen en peligro no solo nuestra vida, sino la de los otros vecinos. Del mismo modo, si no cortamos el pasto o no mantenemos limpios los terrenos baldíos, además de afear la estética del barrio, estamos generando condiciones ideales para que los roedores propaguen enfermedades a la comunidad.
Este año reforzaremos los esfuerzos para que entre todos logremos una ciudad más linda y ordenada. Para eso adquiriremos un camión recolector de residuos 0 Km. Estamos realizando los trámites de compra. A la brevedad esperamos contar con esa unidad circulando por las calles de nuestra ciudad. Pero que la ciudad crezca en este sentido, que cada vez esté más limpia depende no solo del municipio, sino también del buen accionar y la solidaridad comunitaria del vecino. Los invito a seguir cortando el césped de las veredas, limpiando y cortando el pasto en los terrenos privados y evitando tirar la basura en la vía pública. Ese pequeño gesto de tirar los papeles en los cestos logrará hacernos sentir orgullosos de vivir en una ciudad cada vez más amigada con el medio ambiente. Ese es nuestro norte. Hacia allí vamos.  
Pero el modelo de ciudad que perseguimos no se hace solo manteniendo limpias las calles. También cuando los ciudadanos llevamos esas responsabilidades y ese actuar solidario a otras causas.
Desde el municipio hemos trabajado en forma sostenida en materia de seguridad vial para bajar las velocidades en los accesos y calles de la localidad, focalizándonos en el respeto de los conductores a las reglas de tránsito, asumiendo la existencia de peatones, personas en bicicleta, niños y abuelos cruzando las calles. Entendiendo los peligros a los que están expuestos quienes manejan y los que circulan por la vía pública.
Con campañas de concientización, controles más exhaustivos y una actitud más activa de los agentes de seguridad, estamos dando los primeros pasos tendientes a mejorar el tránsito vehicular. Disminuimos los ruidos de los escapes y la velocidad de los conductores de motos y automóviles. Y si bien quedan personas que desconocen las reglas y transitan en forma desprevenida e irresponsable, lentamente vemos que estamos dando un vuelco y que el tránsito vehicular está más controlado que años atrás.
En enero y febrero se cumplieron nueve y diez años de los tristemente recordados siniestros viales que enlutaron para siempre la localidad. Somos consientes del dolor que esas pérdidas humanas significaron para los padres, familiares y amigos. Queremos que nunca más ocurran este tipo de hechos. Los invito aquí a todos los padres de La Madrid a trabajar con el municipio, juntos a sus hijos, generando conciencia y poniendo límites; en definitiva cuidando y dando valor a la vida de todos los integrantes de la comunidad.  
Pero como bien sabemos, la seguridad no solo es tránsito. Con la utilización efectiva de las más de 132 cámaras de seguridad logramos tener un mejor control en la prevención y resolución de los delitos. Las cámaras y el trabajo de la policía han redundado en una considerable baja de los índices delictivos. Ese esfuerzo nos ubica entre las localidades de la provincia con menos delitos. Próximamente instalaremos una nueva y estratégica cámara de seguridad en la rotonda La Madrid / Laprida.
Según datos estadísticos, entre 2015 y 2018 se redujeron un 80 % los asaltos, un 64 % los robos y un 56 % los hurtos. El dato más fuerte es el referido al cuatrerismo (robo de ganado) que descendió un 96 %, pasando de 88 casos en el período 2011 /2015 a 3 robos entre el 2015 y 2018.
Sin embargo nunca debemos bajar la guardia. Días atrás los lamadritenses fuimos víctimas de un hecho delictivo poco frecuente: Robo y violencia a un querido vecino de la localidad. Por estas horas el área de seguridad municipal en forma conjunta con policía y fiscalía se encuentra trabajando en la resolución del hecho. Esperamos tener novedades en los próximos días. Esta circunstancia nos indica a todos (municipio, organismos de seguridad y vecinos) que aunque vivamos en una ciudad tranquila, no debemos relajarnos. Vivimos en Argentina y por consiguiente estamos expuestos a sufrir hechos de esta naturaleza.
Aún así, es bueno saber el trabajo que se hace para prevenir el delito. Debemos continuar trabajando en ello y solo así –más con la ayuda de los propios vecinos- podremos seguir disfrutando de ver nuestros niños caminando libremente por las calles y la maravillosa imagen de las bicicletas de los chicos en las puertas de las escuelas de nuestro pueblo.
En materia de Servicios Públicos podríamos seguir detallando infinidad de acciones que se generan desde las distintas áreas del municipio: lo que hacen todos los días los trabajadores de obras públicas arreglando un bache, un tendido eléctrico, pintando los juegos de una plaza, cortando el césped de alcantarillas, plazas e innumerables espacios públicos; los trabajadores de desarrollo humano, visitando las casas de familias, atendiendo diariamente problemáticas de economía familiar, de género, de salud, de violencia. Trabajando junto a los más necesitados en construir a través del programa Hospital de la Vivienda una reforma o mejora en sus casas. A las chicas del jardín maternal que cuidan de nuestros niños, a los empleados administrativos, al personal de bromatología que controla los alimentos que ingresan a la ciudad. A los policías que recorren los barrios, que se ponen a disposición del vecino y dejan sus familias en rondas  de noche para cuidar la seguridad de todos nosotros. Al enfermero, al médico, a las cocineras del hospital, los que trabajan en las salas de Atención primaria, a los que dan turnos, a los que cuidan, a los ambulancieros, a los que trabajan en el mantenimiento del edificio del hospital. Todos ellos se esfuerzan por brindar lo mejor de si para que tengamos el mejor lugar para vivir.   
El segundo eje de gestión sobre el cual trabajamos desde el inicio de la gestión es el del Desarrollo Comunitario. La Madrid en el mediano y largo plazo. El municipio generando acciones que proyecten a la ciudad y sus vecinos hacia el futuro. Desarrollo es generar las bases del crecimiento sostenido y sustentable de la localidad. Es generación de empleo de calidad.
El desarrollo comunitario abarca desde el acompañamiento del crecimiento de los niños en la escuela, sus actividades deportivas, hasta la materialización de la infraestructura vial para que tengamos una localidad con calles transitables, bien iluminadas y espacios públicos acordes a las necesidades de la gente. Es sentar las bases para que la ciudad crezca con nuevos barrios, ciudadanos con trabajo y la seguridad de que sus hijos transiten el camino de la educación desde el jardín de infantes hasta la universidad. Desarrollo es acompañar el crecimiento de los clubes y demás instituciones intermedias de la localidad.
Desde el inicio de esta gestión hemos hecho numerosas acciones para lograr ese objetivo.
El programa Primera Infancia es un claro ejemplo de ello: Transformamos la guardería en jardín maternal. Eso significa que además de contención, hoy estamos brindando contenidos pedagógicos, educación a los más pequeños. El objetivo es la estimulación a través del juego, de la participación. Promover su creatividad. Pero ese fortalecimiento, además del plano pedagógico, lo apuntalamos con mejores condiciones de infraestructura. En los próximos días estaremos inaugurando el nuevo y maravilloso Jardín Maternal en el barrio Canadiense. Un edificio modelo, con los últimos avances arquitectónicos que nos permitirá transitar la primera infancia de nuestros niños de la mejor manera. El edificio cuenta con amplias y funcionales salas, patio de juegos y sector de quinta para estimular en el niño su vínculo con la naturaleza.
Una vez puesto en funcionamiento este establecimiento, el inmueble del actual Jardín Maternal será utilizado para dar espacio al denominado Centro de Día, un lugar para personas con capacidades diferentes. La iniciativa tendrá como ejes de trabajo lo educativo, lo terapéutico, lo recreativo y lo laboral, con la mirada puesta en el nuevo modelo social de discapacidad.
Desarrollo es pensar en el esquema de tránsito vehicular y la problemática de camiones y vehículos de gran porte en la vía pública. Próximamente, en una mesa de diálogo con los propietarios de camiones vamos a trabajar de modo de encontrar una solución al tema. En el 2018 culminamos la obra civil de la playa de camiones. Ya estamos en condiciones de sentarnos a conversar y juntos encontrar los mecanismos para que esos vehículos tengan su lugar de estacionamiento, acondicionado, seguro y cerca de las viviendas de los choferes. Esta acción es necesaria, pensando fundamentalmente en el ordenamiento y la seguridad de los que vivimos aquí.
Desarrollo es pensar en el Balneario y su potencial. Finalizada la temporada es momento de sentarnos a conversar sobre los pasos a seguir, los nuevos desafíos que se presentan, pensar en inversión y en la posibilidad real de desarrollarlo como un producto turístico. Entender al balneario como una pequeña pero incipiente nueva fuente de ingresos a la localidad.  Hay señales que nos estimulan a continuar por ese camino. A la notable concurrencia de vecinos durante la temporada, recibimos innumerables comentarios de distintos lugares consultando por el balneario. Su potencial es enorme. Sus amplios espacios verdes, su maravillosa historia, difícilmente igualables en la región, nos invitan a  pensarlo más allá de la asistencia de los propios vecinos de la localidad.
Desarrollo es también obra pública al servicio del crecimiento de la ciudad: nuevas calles asfaltadas sobre Colón, en el barrio FONAVI, La gama y Canadiense. Tendido de gas llegando a más del 90 % de los hogares de la localidad. La última obra de gas –hoy en desarrollo- contempla una inversión de 9 millones de pesos.
El año pasado entregamos 22 nuevas viviendas para familias en el barrio de ARE, ubicado en el ex autódromo, y 50 viviendas más en el barrio ubicado en inmediaciones de Racing, perteneciente al plan Federal 100 viviendas.
El cordón cuneta urbaniza, brinda seguridad y le da un ordenamiento a las calles: Este año invertiremos 10 millones de pesos de fondos propios para realizar 8150 metros de cordón cuneta en distintos sectores de la localidad: Villa Florida, Nuevo barrio cercano a Racing, Bomberos, sector del Matadero, Barrio Chino, Hipotecario, Novios, CECO, sobre calle La Gama y un tramo de calle Necochea.
También haremos la esperada obra de cloacas en los barrios: Bomberos, Hipotecario, Novios, CECO y el futuro barrio de ARE en el sector de ingreso a la ciudad por la ruta 86. En total son 1500 metros de red cloacal que cambiarán la calidad de vida a 126 familias.
Desde hace dos años venimos trabajando junto al vecino en el mejoramiento de las veredas. Hasta el momento llevamos construidos más de 4500 mts. Cuadrados de vereda en la localidad. Este año continuaremos con esa iniciativa que plantea un trabajo conjunto: el frentista pone los materiales y el municipio la mano de obra. Así economizamos gastos al vecino y potenciamos el trabajo local a través de la compra de los baldozones a la cooperativa La Gama.
Como desde el inicio de la gestión, este año volveremos a reforzar la línea municipal de micro emprendimientos. Para el 2019 tenemos planificado unos cinco millones de pesos que irán destinados a emprendedores ya en curso que necesitan hacer inversiones y para promover nuevas iniciativas productivas en la localidad.
Pensando en el desarrollo, este año avanzaremos en dos obras importantes en Sector Industrial Planificado, para los productores lamadritenses: el galpón destinado a la extracción de miel y el que será utilizado por los metalúrgicos. Ambos espacios tienen como fin generar establecimientos de uso común de calidad y dando respuestas a demandas que en ese sentido nos hacían nuestros productores.
Luego de finalizada en 2018 la maravillosa y esperada ampliación del Hogar de Ancianos, en estos días estamos llevando a cabo la obra de remodelación del Hogar de Ancianos. Es un proyecto que afecta los históricos espacios destinados a habitaciones, baños, cocina, comedor y lavadero. A partir de allí se generarán nuevos y funcionales compartimentos.
Las tareas incluyen remodelación de cocina (con depósitos), lavadero, comedor y un baño. Cabe destacar que al finalizar las tareas el edificio contará con dos nuevas habitaciones y tres nuevos baños, además se lograrán nuevos espacios destinados a sala de administración, kinesiología y atención del profesional nutricionista.
Con la obra de remodelación de Hogar vamos a lograr instalaciones más funcionales y confortables para nuestros abuelos, además de una mejor manipulación de alimentos. Una vez terminada la obra intentaremos generar nuevos ingresos económicos para el municipio a partir de convenios con PAMI y los abuelos que tienen esa cobertura previsional y que vivan en el lugar. Ese dinero volverá sistemáticamente a mejorar los servicios en nuestro sistema de salud.
Desarrollo es el programa Hábitat en el barrio 17 de Octubre, que significa no solo construir vivienda, sino dotarla de calles asfaltadas, iluminación, gas, veredas, un centro comunitario para los vecinos y una plaza para la recreación de grandes y chicos. En estos días estamos finalizando la instalación de juegos de esa plaza. Invito a ustedes a recorrer el barrio y entender en primera persona de qué hablamos cuando hablamos de Hábitat.
Esa obra fue realizada con recursos gestionados en Nación. Desde el Municipio creemos que debemos continuar ese concepto (Hábitat) en todos los barrios de la ciudad. Por eso es que el año pasado dimos inicio a la obra en el barrio Chino. Se trata de un proyecto ambicioso, de impacto directo en la urbanización, seguridad y estética de ese sector de la ciudad. Rompiendo con una larga historia de postergaciones en el barrio, avanzaremos con un hermoso proyecto, desde el paso a nivel sur del ferrocarril, pasando por la Roque Sáenz Peña, la calle del hospital y hasta la Escuela Agraria.
A metros del paso a nivel sur –frente a lo de Marconi- utilizaremos el espacio verde que actualmente se usa para el estacionamiento de camiones y otros vehículos, para hacer junto a los vecinos del barrio una plaza con juegos, bancos, iluminación, arbolado y una pista de skate y parkour. El proyecto –con el cual venimos trabajando desde hace tiempo junto a los jóvenes que practican estas disciplinas- contempla la participación de los vecinos en las ideas y también en el aporte de dinero para los juegos y logística.
La obra del barrio Chino continúa con la avenida Roque Sáenz Peña. Esta dio comienzo el año pasado, se hace por administración municipal y contempla ampliación y reparación de la cinta asfáltica, iluminación, arbolado, colocación de cordón cuneta y la construcción de una hermosa senda peatonal. La obra logrará una verdadera puesta en valor a esa avenida tan transitada por los lamadritenses.
A continuación, y ya en el paso a nivel norte, con recursos del fondo educativo municipal y de la mano del Consejo Escolar, daremos inicio a la obra de estacionamiento en la calle Mariano Etchegaray. Es decir en la calle que va desde el paso a nivel del ferrocarril, pasando frente del hospital, hasta la Escuela Agraria.
Quienes pasen hoy por el lugar verán los tubos con los que se harán los conductos de agua subterránea. Allí se hará un estacionamiento de más de cien metros de largo, con luminaria, senda peatonal y hermoseado del lugar. La finalidad de la obra es mejorar la seguridad y el acceso al hospital, al hogar de ancianos y a la Escuela Agraria.
Esos tubos fueron comprados a la cooperativa de trabajo La Gama, estimulando el trabajo local. Vaya desde aquí un saludo a ese grupo de trabajo lamadritense que en la adversidad económica y con la colaboración del municipio ha sabido crecer, produciendo y vendiendo baldosas, articulados, tubos y verduras a toda la comunidad.  
En la obra del barrio chino está claramente reflejado el concepto de trabajo del municipio. La obra de estacionamiento nos permitirá -caminando o en vehículo- transitar el lugar con seguridad, evitando embotellamientos, logrando condiciones ideales de acceso al hospital, al Hogar de Ancianos y a la Escuela Agraria.
Pensar en eso, en los vecinos, en los chicos, en la salud, en los abuelos, en la educación, en la generación de trabajo local, en la optimización del uso de los recursos, es nuestra forma de desarrollar la ciudad.
Si bien aún no estamos en condiciones de hacer ningún tipo de anuncio concreto, sí podemos asegurarles que no nos hemos apartado ni un momento de nuestro objetivo de producir cannabis para uso medicinal. Estamos inmersos en una tarea silenciosa de conversaciones, gestiones y firmas de convenios, cumpliendo con los requerimientos previos necesarios y poniéndonos a ley. Hoy, luego de lo mucho transitado, atentos y convencidos de que el proyecto marcará un antes y un después en el desarrollo productivo y social de nuestra localidad, seguimos trabajando, expectantes de una definición. Cannabis medicinal, no solo es un proyecto, es un sueño; propio y de todos los que de diversa manera han apoyando su concreción. Desde este lugar, me comprometo a seguir trabajando hasta que podamos lograr  el objetivo.
El tercer Eje es quizás el rasgo distintivo de la gestión, aquel que le imprime su carácter comunitario. Hablamos de la Participación. Básicamente porque estamos convencidos que la única forma de salir adelante es haciéndolo todos juntos. Uniéndonos, tomando un rol protagónico en las cosas de la comunidad.
El municipio, este intendente y el resto de quienes componemos el equipo de trabajo y los propios trabajadores municipales sin dudas podremos hacer gestiones, obras, acciones concretas para el crecimiento de la localidad, pero sin la participación de todos ustedes, sin el compromiso de ustedes, no hay futuro posible.
Las grandes y pequeñas instituciones, las agrupaciones deportivas, barriales, organizaciones intermedias de diversa índole le aportan un crecimiento que el municipio no puede. Los clubes y su trabajo con los padres y niños en el moldeado de la persona, las cooperadoras –con su cercanía- y su capacidad de transformación inmediata en la institución, son necesarias para ir hacia una viva red de pequeñas luces que de una u otra manera terminan iluminando la ciudad. Esas pequeñas luces se componen de cientos de personas que trabajan comprometidos todos los días para transformar la realidad.
Cada dos y cuatro años los ciudadanos vamos a las urnas y decidimos  quienes nos representen en el ejecutivo y legislativo municipal. Es un hecho trascendental, si dudas. En el mientras tanto, las instituciones intermedias son la mejor herramienta para participar y moldear la comunidad que queremos.
Con ese fin, desde el inicio de la gestión hemos venido acompañando y estimulando la participación. Con dinero, gestión y trabajo, transitamos muchos caminos juntos. Si bien el ejemplo de participación más conocida y que nos sirve como metáfora de la gestión que queremos es el La Madrid Juega, en forma silenciosa hemos caminado  junto a las agrupaciones del partido en muchos emprendimientos.
El programa Clubes que lleva adelante la secretaría de Cultura y Deportes trabaja en forma sistemática con los clubes del distrito. De ese programa surgen cosas muy buenas. El acompañamiento ha dado resultados positivos. El municipio ha acompañado durante casi toda la gestión con profesores de educación física, personal de mantenimiento, recursos económicos propios y recursos nacionales gestionados desde la secretaría. El programa clubes nos permite estar más cerca de esas importantes instituciones y a la vez, del crecimiento y la formación de nuestros niños.
El La Madrid Juega nos invita a ir hacia adentro y hacer lo que mejor saben hacer los niños que es Jugar. Con esa excusa hemos transitado un camino de participación maravilloso, que en el aniversario pasado tuvo a 25 instituciones del partido siendo parte del juego. Más de mil personas jugando por una causa comunitaria.
Sin embargo, la participación no se ciñe solo al La Madrid Juega y al aporte individual en una institución. El concepto es mucho más amplio.  
Participar es lo que hacen los vecinos del Barrio CECO con su plaza, cuidándola, estando atentos a las cosas que faltan, teniendo siempre una actitud proactiva. Son los vecinos del Barrio Chino movilizados en la construcción de una nueva plaza. Participación es levantar la voz y actuar, sobre todo esto último: Actuar. Salir de la zona de confort y comprometernos con la realidad que está más allá de nuestro círculo familiar o de amistad. Participar es introducirnos en la dinámica de la comunidad. Salir del rol de espectador y ser protagonistas. Levantar un papel tirado en el piso y ponerlo en el cesto es participar, cuidar los espacios públicos es participar, dejar pasar al peatón, respetar y promover las reglas de tránsito también es participar. Comprar una rifa de una institución o ayudar a venderla, eso es participar.  
Nuestro aporte en ese sentido es –además- hacer cada vez más transparente la gestión: a la exitosamente realizada ocupación de cargos por concurso en el Jardín Maternal, este año haremos lo propio en el sistema de salud para ocupar los cargos de jefatura en el servicio de Clínica, Emergencias, Odontología, Ginecología y Supervisores del Hogar de Ancianos.
El método de transparentización se manifiesta de diversas maneras en la gestión. Otro claro ejemplo es la asignación de viviendas. Después de muchos años que se entregaban por afinidad o conveniencia política, hoy se realiza con la utilización de un sistema de suma de puntos, llegando a las viviendas las familias que efectivamente más lo necesitan.
Quienes componen la agrupación ALMAA lo hacen todos los días. Sin su aporte no habríamos dados los avances logrados en el cuidado y control de las mascotas de la localidad.
El dialogo franco y sincero con los gremios, es participación. Y con ello la búsqueda del bien común para los trabajadores municipales. El trabajo en el Concejo Deliberante y la aprobación por consenso de casi todas las ordenanzas. Participar es actuar, dialogar, construir, poniendo el bien de todos por encima de los intereses individuales o partidarios. Eso es lo que intentamos hacer siempre, aun con nuestros errores, con nuestras propias debilidades.
Cada día que me levanto me propongo prejuzgar menos a las personas. Es un desafío que cuesta, pero créanme que lo intento. Aquellos que se acercan con una crítica o con un problema no necesariamente vienen a embromarnos la vida o a hacernos daño. Debemos escucharlos, salir de nuestros prejuicios y tomar nota. Eso es contribuir a la participación. Abrirnos, salirnos de nosotros y pensar en el otro.     
Hago extensiva esta invitación a todos los lamadritenses. A quienes viven en La Madrid, pero también el mensaje es para los que lo hacen en las localidades. Ellos –por cercanía, por necesidad- muchas veces dan una muestra superior al nuestro de compromiso con la comunidad. Lo veo cada vez que llego allí. Líbano y La Colina dan muestra permanente de participación. Son vecinos involucrados en la dinámica de su pueblo. Basta una inquietud transversal a los intereses de la comunidad para que desde distintos sectores empiecen a aparecer sus vecinos con una clara voluntad de acción. Quiero dar como ejemplo dos hechos que marcan este perfil. En los aniversarios de ambas localidades el año pasado, tanto Colina como Líbano tuvieron dos festejos maravillosos, con toda la comunidad participando, poniendo el hombro por una institución y por la comunidad. Con el acompañamiento del municipio hicieron dos festejos formidables. Luego, el resto de los vecinos hicieron lo propio, acompañando, participando, comprando en las cantinas de las instituciones, siendo parte de los festejos.
Este ejemplo de participación de las instituciones de la comunidad logró repetirse exitosamente en Pontaut con una gran fiesta y hoy en Las Martinetas de cara al aniversario. Vaya aquí un apartado de lo que silenciosamente se está consolidando en esta localidad. La participación de los vecinos de Las Martinetas ha generado dos hechos trascendentales en la vida del pueblo: la conformación de una nueva comisión en el club Plus Ultra y la comisión de amigos del Galpón de Ferrocarril. Dos inquietudes que han comenzado a estimular a los propios vecinos a ser parte activa de la comunidad.
Continuando con esa línea, y a pedido del los propios vecinos, durante este año realizaremos el Líbano Juega y La Colina Juega. También y por primera vez el Las Martinetas Juega. Allí buscaremos nuevamente la participación de los vecinos e intentaremos jugar colaborando con las instituciones.
El nuevo año que comienza representa nuevos desafíos, entre ellos fortalecer aún más los lazos con nuestros vecinos de Pontaut, La Colina, Líbano y Las Martinetas.
Desde el inicio de la gestión hemos buscado estar cerca. Con la presencia real de los funcionarios, pero también con gestión y acciones que mejoren su calidad de vida y establezcan nuevas líneas de desarrollo. La elección de los delegados por los propios vecinos es una clara muestra del trabajo en la participación que proponemos desde el ejecutivo.
En todas las localidades –en una acción largamente esperada por los vecinos- construimos viviendas y cordón cuneta. Este año, también dando respuesta a la solicitud de la comunidad- realizaremos pistas de la salud en Las Martinetas, Líbano y La Colina.
Con los vecinos de Líbano tengo una deuda pendiente. Aunque he trabajado y gestionado para su concreción, aun no he logrado poner en funcionamiento la planta de gas licuado. A esta altura es un reto personal, un desafío que me pongo como meta antes de finalizar mi  mandato.
Pensando en el mejoramiento de caminos y en las tareas diarias de la delegación, en Líbano este año entregaremos un camión y una retro pala. Con estos dos vehículos los libaneros ganaran en equipamiento e independencia. Ese equipamiento seguramente lo podremos poner a disposición para acompañar la construcción del proyecto lácteo Brote Azul. La crisis económica que afecta a todos ha contraído el impulso de su construcción. A pesar de eso, los inversores no detienen su marcha. Este año brindaremos todo nuestro apoyo para su realización.
La respuesta a la histórica demanda de maquinaria vial no es exclusiva a la localidad de Líbano. En Colina también proveeremos de un camión y una retro pala.
En esa localidad, y por pedido de los propios vecinos, instalaremos este año cuatro cámaras de seguridad, las cuales monitorearán los movimientos de vehículos y servirán tanto para la prevención como la resolución de hechos delictivos.
Los problemas de comunicación de Pontaut, hoy en pleno siglo 21, son inconcebibles. Las dificultades para hablar por teléfono de los vecinos nos llevan a tomar la decisión para este año de la compra de una entena de telefonía que permitirá resolver la cuestión.
En esta localidad, atentos a los inconvenientes en el acceso, realizaremos el entoscado y alteo del camino de “Reserva”. De esta manera, garantizaremos la entrada y salida a la localidad, aun en condiciones de lluvia. Este año equiparemos la sala de Atención Primaria de la Salud con una nueva ambulancia, herramienta de suma importancia para la buena atención sanitaria.
El desarrollo de planes de vivienda en las localidades fue durante muchos años una materia pendiente del estado. Rompiendo con esto, en los próximos días –a las ya entregadas en Líbano y Pontaut- estaremos dando las llaves de cinco viviendas en las Martinetas y siete en La Colina. Se trata en total de 20 unidades habitacionales con diseño arquitectónico y materiales de construcción por encima de la media histórica en lo que a vivienda social se refiere.
Atentos a la necesidad de generar vías de comunicación acorde a las necesidades de todos, realizamos la obra de entoscado de cinco kilómetros en el camino a Las Martinetas.
Vecinos de Pontaut, La Colina, Líbano y Las Martinetas; productores rurales: una vez más vengo a manifestarles que sigo en deuda con ustedes. Los caminos rurales siguen por debajo de lo que deben ser, por debajo de lo que nosotros pretendemos que sean. Somos un distrito cuya matriz productiva es la producción agropecuaria… ganado y cereales. Deberíamos tener los caminos en óptimas condiciones para entrar y salir con nuestros productos. Pero déjenme decirles que aunque nos falta mucho, aunque ustedes renieguen con nosotros, desde el primer día de gestión hemos puesto nuestro empeño por mejorar esos 1200 kilómetros de caminos. Desde el 10 de diciembre de 2015 hemos decidido avanzar con la materialización de acciones concretas. En aquel momento, más que voluntad, lo que necesitábamos eran inversión económica. Fue por eso que aún inmersos en una de las crisis económicas más severas de nuestro país decidimos ampliar el parque vial y avanzar en innumerables alteos, empedrados, colocación de alcantarillas y mantenimiento de caminos. Rompiendo con una larga historia de postergaciones de más de 15 años de no comprar un equipamiento vial, en estos tres años de gestión hemos incorporado 10 nuevas maquinarias: 1 retroexcavadora Caterpillar, dos motoniveladoras, una pala Michigan, una pala cargadora, dos camiones y dos retro palas. A este equipamiento hay que agregar una motoniveladora cedida en 2016 por Vialidad Provincial. Para algún desprevenido podría ser poco, pero honestamente les puedo asegurar que no lo es. Insisto en pedir disculpas, pero sepan comprender que arrancamos desde muy atrás, y aunque hayamos hecho muchas mejoras en los caminos, aún nos queda mucho por hacer.  
Quiero detenerme ahora en hablarles a nuestros trabajadores municipales. Decirles que en esta lucha por el desarrollo de La Madrid, estamos juntos. Necesitamos de ustedes. Son el brazo ejecutor de casi todas las acciones del gobierno municipal. Son ustedes la cara visible de nuestros servicios públicos, quienes se comunican en nombre del ejecutivo con nuestros vecinos. Agradezco el compromiso de todos los días y los invito a seguir trabajando, redoblando esfuerzos para hacer entre todos un La Madrid cada día mejor.
Mientras podamos –y en la medida que no pongamos en riesgo las finanzas municipales- tengan en claro que siempre –y de distintas maneras- estamos pensando en mejorar sus condiciones de trabajo. Con ese fin son las capacitaciones, la indumentaria de trabajo, el equipamiento de seguridad, y por eso también los aumentos al sueldo básico, aproximándonos a la inflación promedio del año 2018. Esta variable económica no es resorte del municipio. Es una lucha en la que no hay ganadores. Con la inflación perdemos todos. Aún así les aseguro que hacemos todos los esfuerzos que están a nuestro alcance para lograr a través de los aumentos salariales atenuar su impacto en los bolsillos.  
Así, el esfuerzo de los lamadritenses sumado al del gobierno municipal ha hecho posible sortear la difícil coyuntura económica y culminar el año pasado con equilibrio presupuestario. Vaya mi reconocimiento para nuestro equipo económico, para los empleados y para los vecinos de la localidad.
Un papel ineludible del Estado es generar condiciones de infraestructura escolar de calidad, acordes a las necesidades de alumnos y docentes. Estas son responsabilidades que hemos afrontado con una fuerte determinación. Apuntamos a una educación de excelencia para todos.
Hemos realizado reformas edilicias profundas en las escuelas del distrito, resolviendo las urgencias y planificando transformaciones, siempre teniendo como eje la  buena calidad de las obras.
Porque estoy convencido que se trata de un trabajo trascendental, permítanme aquí detallar una parte de la tarea que ha realizado y realiza nuestro Consejo Escolar:
Renovación en la instalación de gas y cambio de artefactos en los siguientes establecimientos:
CEPT N°22, Jardín de Infantes Nº 906 y Escuela Primaria de Pontaut; Jardín de Infantes N°904 de Líbano, Jardín N°902, Escuela Primaria N°5 y Escuela Secundaria Nº 2 de Las Martinetas, Escuela Primaria N°13 y Jardín Rural N°5 Lastra, Escuela Primaria N°15 Santa Isabel,  Escuela Primaria N°16 La Española,  Escuela Primaria N°20 y Jardín Rural N°4 Los Pitufos, Escuela de Educación Secundaria Técnica N°1.
A su vez están próximas a finalizar las obras de gas en: Escuela Primaria N°17 y Jardín Rural N°1, Escuela Primaria N°3 de La Colina, Escuela Primaria N°1 y Escuela Secundaria N°2.
Con Fondos Educativos Municipales durante el 2018 realizamos obras de mantenimiento y reparación de red de agua, cocina, aulas y techos; también hicimos pintura, revestimientos, cielorrasos, desagües pluviales, construcción de playones deportivos, colocación de cisternas, aires acondicionados y construcción de nuevas aulas en:
Escuela Secundaria N° 3 Líbano, Escuela Primaria N°3 de La Colina, Escuela Primaria N°2, Escuela Primaria N°5- Escuela Secundaria Nº 2 Las Martinetas, Escuela Primaria N°15 y Jardin Rural N°2 Santa Isabel;  Escuela Primaria N°22 y Jardín Rural N°3 San Pedro,  Escuela de Educación Especial N°501, Escuela Primaria N°1, Jardín de Infantes N°905 y N°901, Escuela de Educación Secundaria N°1, Escuela Primaria N°4 Líbano, Escuela de Educación Secundaria Técnica N°1,  Escuela Primaria N° 8, Escuela de Educación Secundaria Agraria N°1.
En la escuela secundaria Nº 3 de La Colina la matricula escolar nos exige hoy dar respuestas, por eso este año vamos a construir tres nuevas aulas con sus respectivas dependencias. Esta obra es necesaria para asegurar las mejores condiciones de infraestructura en el camino educativo de los adolescentes y jóvenes de La Colina y esa zona rural.
También construiremos otras tres aulas para dar inicio al edificio propio de la EES N°2.
Durante este verano, y de cara al inicio del ciclo lectivo 2019 se realizaron las siguientes inversiones:
Cambio de techos y pintura exterior en la Escuela Primaria N°15 y Jardín Rural N°2 de Santa Isabel; Cambio de techos en el Jardín de Infantes N°901; Cambio de techos en la Escuela Primaria N°9, instalación de nueva red de gas en la Escuela Primaria N°1 y Escuela Secundaria N°2, cambio de la totalidad del techo y pintura exterior de la escuela Nº 5. También hicimos allí el reemplazo de todos los calefactores.
A esto debemos sumar más de 1 millón de pesos invertidos durante el 2018 en equipamiento mobiliario, como bancos, sillas, pizarrones, bibliotecas, entre otros.
El presupuesto para este año en mantenimiento, reformas y mejoras de edificios escolares es de $ 12.355.000.
Muchas de estas obras fueron realizadas con recursos de provincia. Aprovecho para expresar nuestro agradecimiento a la gobernadora, a sus ministros, por el acompañamiento de siempre en cada iniciativa.
Señores, estamos asistiendo a uno de los procesos de inversión en infraestructura escolar más importantes de la historia de nuestro partido. Vayan desde aquí mis saludos y felicitaciones a los integrantes el Consejo Escolar, a los directores de los establecimientos educativos, a los docentes y a los miembros de las cooperadoras que han trabajado mancomunadamente fijando prioridades y participando en la realización de esos trabajos.
Hace tres años, sentado en este mismo lugar, daba mi primer mensaje de Apertura de Sesiones Ordinarias del Concejo Deliberante. Aquel día, cuando recién comenzábamos la gestión, tomé el compromiso de avanzar en el desarrollo de La Madrid teniendo como principio el “hacernos cargo de las cosas”. Las que surgen de la propia administración, las que forman parte del accionar de las distintas secretarías, pero también de aquellos asuntos que no, pero que son inherentes a los intereses de los lamadritenses y que solo logran resolución con el aporte del municipio.
Digo que desde el primer momento hemos tenido el coraje y la voluntad de tomar los desafíos que se nos presentaron, asumiendo los costos políticos y económicos que venían aparejados.
Un claro ejemplo de eso es lo ocurrido con la Cooperativa de Carniceros de La Madrid, la cual administra el Matadero. Hace un tiempo atrás, sumergida la cooperativa en una crisis sanitaria financiera y legal, el matadero fue clausurado, debiendo traer de localidades de la región la carne para los lamadritenses. En el camino, diez familias se habían quedado sin trabajo.
A primera vista podría decirse que ese no era un problema de la órbita municipal. Sin embargo entendimos que tanto el matadero como sus empleados sí eran nuestros y que debíamos acompañarlos, ayudarlos a revertir el proceso. Así fue que sentamos a la mesa al ministerio de Agroindustria, a los miembros de la cooperativa, a asesores legales y contadores y buscamos a inversores privados que tuviesen interés en hacer su aporte para sanear los problemas. Luego de un largo proceso de trabajo y aprendizaje para todos, en septiembre el matadero reabrió sus puertas, volviendo a dar trabajo a esas familias, volviendo a abastecer las mesas de los lamadritenses con carne de nuestra zona.
Y hoy podemos decir que seguimos avanzando, pensado más que nunca en la apertura del frigorífico municipal. Para lograr ese fin, debemos encontrar los recursos que nos permitan culminar el proyecto. Habiendo finalizado la obra civil, hemos hecho numerosas gestiones para conseguir dinero, no llegando hasta ahora a buen puerto. La crisis económica no ayuda. Este año redoblaremos esfuerzos para su culminación. El frigorífico representa un verdadero desafío y sin dudas su apertura estimulará notablemente el desarrollo con toma de empleo genuino local.
El juicio que debe pagar el municipio por la rifa impaga del año 1996 es otro ejemplo claro de nuestra actitud de hacernos cargo de la cosas. El año pasado, al quedar la sentencia firme del juicio y sabiendo que debíamos pagar, muchos nos decían que saliéramos en una caza de brujas a buscar los responsables del mismo. Incluso, que antes de asumir el pago, condenáramos públicamente a quienes en forma irresponsable actuaron en 1996 en perjuicio de los intereses del municipio. Pues bien, desatendiendo esos predicamentos, decidimos asumir las responsabilidades y hacernos cargo. Actualmente seguimos en proceso de litigio, trabajando para que la sentencia del juicio genere el menor impacto posible en las finanzas municipales.
El último caso que sirve como ejemplo de nuestra actitud de hacernos cargo de los asuntos del pueblo, es el problema crónico del suministro de agua red:
Al igual que en todos los casos no nos quedamos perdiendo tiempo en la búsqueda de responsables. Abordamos el problema buscando una solución.
Aun no siendo un servicio que dependa o sea responsabilidad directa del municipio, pero pensando fundamentalmente en nuestros vecinos, rompimos con las críticas en mesas de café, con los enojos históricos puertas adentro del municipio y fuimos a buscar las soluciones. Acompañados por la comisión del Agua formada en el Concejo Deliberante, interpelamos a la empresa y le exigimos soluciones. Paralelamente pusimos en funcionamiento un equipo de trabajo que fiscalice el suministro y avance en investigaciones sobre la calidad de agua, no solo de la red, sino de los pozos. Ese trabajo mostró como nunca antes en nuestra ciudad una radiografía clara respecto de dónde estábamos parados en materia agua. A partir de allí empezamos a avanzar. El resultado de ese trabajo se vio reflejado este verano. Los cortes en el suministro de agua disminuyeron considerablemente y garantizamos a partir de cisternas ubicadas en puntos estratégicos de la localidad el suministro para todos los habitantes de la ciudad.
El segundo resultante de ese trabajo enfocado a la calidad del agua fue la colocación de plantas de osmosis en lugares públicos donde históricamente se consumía agua no potable: en el balneario municipal y en todas las escuelas rurales del partido: Escuela 8, en el CPTE, y en las escuelas 6, 13, 15, 16, 17, 19, 20 y 22. También en la Escuela Técnica. Asegurándonos así que nuestros alumnos rurales y del distrito consuman agua de calidad.
El municipio realizó innumerables aportes para lograr que ABSA mejore el servicio. Uno de ellos fue la obra del alteo y empedrado de cinco kilómetros en el camino a las bombas de agua en Las Martinetas. El mismo estaba en muy malas condiciones, por consiguiente su acceso –sobre todo en días de lluvia- era verdaderamente dificultoso. Hoy, gracias al trabajo de la secretaría de Obras Públicas, el tránsito hasta allí se realiza con absoluta normalidad.
En la reciente visita de la Gobernadora a Líbano le expresamos como prioridad número uno para La Madrid, la necesidad de realizar una inversión de modo de resolver de una vez y para siempre tanto el abastecimiento como la potabilidad del agua en la ciudad. A la espera de una respuesta positiva sobre el tema, continuamos haciendo gestiones con distintos organismo de la provincia.
La forma en que encaramos el tema del Agua sirve también para entender cómo decidimos gobernar. El tratamiento del problema nos permitió avanzar en la búsqueda de las soluciones de la mano de sectores políticos y sociales que no necesariamente estaban en sintonía con nuestro gobierno. Así y todo, abrimos el juego, nos sentamos a la misma mesa y nos pusimos a trabajar. Lo mismo ocurrió y ocurre desde el inicio de la gestión con la oposición (PJ, FPV y Unidad Ciudadana) en este recinto. El diálogo y el consenso han sido el denominador común en este cuerpo deliberativo durante todo este tiempo. El caso de los gremios que representan los intereses de los trabajadores del municipio es otro claro ejemplo. Pocos municipios u organismos estatales tienen hoy la relación madura, clara y responsable que tenemos con ellos en la Madrid.
Cabe destacar también aquí que ese logro no es responsabilidad única y directa de la gestión. Esa construcción es el resultado de una voluntad de partes. Dos sentados a una misma mesa, poniendo por sobre los intereses de cada uno el bien superior de la comunidad. Es decir, el bien mayor.
Cada gobierno, cada proceso de gestión tiene su impronta. De una u otra manera todos terminan quedando en el imaginario popular con un sello propio, característico. Algunos serán recordados por las obras, otros por la inacción, muchos por el buen o mal manejo que tuvieron de los recursos. Dios permita que en nuestro caso esa sentencia se asocie al compromiso y la pasión con que hicimos el trabajo. Todos los días me levanto soñando en que esta, nuestra gestión sea recordada en el tiempo como la de un grupo de buenos vecinos que tuvo el coraje de intentar transformar profundamente la realidad.  Que enfrentó grandes desafíos, que luchó con dignidad, que aún con debilidades y errores intentó gobernar para toda la comunidad, sin distinción de raza o color político. Desde el principio pusimos los intereses del municipio por encima de los mandatos partidarios. Tengo el orgullo de saber que represento a un gran equipo de personas. Conozco la realidad de mi pueblo como pocos pues estoy todo el tiempo con ellos. Escuchándolos, hablando, recibiendo un concejo. Agradezco el apoyo de todos. Siempre hacen bien las palabras de apoyo y aliento. Los invito a seguir trabajando juntos.
Señores, cuando digo que debemos trabajar para “Sobrevolar la grieta”, hago referencia a esto. A escucharnos, a saber dialogar, a intentar mirarnos en el espejo y reconocer nuestros propios errores. El otro es distinto a mí y es maravilloso que ocurra. En el buen uso de esa diversidad se encuentra la piedra fundamental para la realización de las grandes causas. Sueño y trabajo por un municipio multicolor en el cual podamos vivir con armonía. Estoy convencido. Si avanzamos en la unidad, en el desapego y con una mayor actitud altruista seremos mejores personas. Ese capital potenciado con el trabajo, la pasión y el esfuerzo, y proyectado a escala de una ciudad termina indefectiblemente por construir una gran comunidad.
Muchas gracias, doy por inaugurado las Sesiones Legislativas Ordinarias del año 2019.

Guía Telefónica
Historiador Alfredo Chiste

El día 30 del mes de Noviembre de 2018, se cumplen 10 años de la publicación del primer artículo en mi página de “http://www.historiasdelamadrid.com.ar, en las [...]

Otras Voces

Por Alieto Aldo Guadagni ex secretario de Energía. Miembro de la Academia Nacional de Educación. Clarin.com

Un buen sistema escolar debe asegurar altos niveles de conocimientos [...]

CPBA. Informes Económicos

El Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Provincia de Buenos Aires (CPBA) acaba de publicar su más reciente trabajo, denominado “Contratos y su moneda [...]

Fotos del Rey
La Madrid Golf Club
Bomberos Voluntarios de General La Madrid
GLNet Internet
KnockOut Gym
En Blanco y Negro
Inauguración en el Hall del Club Gral La Madrid, del busto del Gral. LA MADRID.

Fue el 9 de Julio, de 1967, siendo Presidente el Sr. Omar Mariezcurrena, la obra fue realizada por la Sra.. Mary Luz Luna, hija de un antiguo matrimonio de nuestra ciudad, de don Tomás Luna y su Sra. Dominga Mariani.

Padrinos de este acontecimiento fueron: Omar Mariezcurrena, Sra. Elina Abot de Iparraguirre, Dr. Eleodoro Cortazar y Sra. Berta D.de Jouandóni
Rafael Hernndez. Desarrollo Web
CERRAR